La cámara de televisión en el entorno digital actual

La televisión ha evolucionado mucho desde su invención. Solo tenemos que comparar los aparatos de los años sesenta con los actuales. Pero no solo ha cambiado la televisión en sí, también todo el apartado técnico relacionado con este medio. Y las cámaras no son una excepción. Actualmente, el entorno digital ya ha llegado a la pequeña pantalla y son muchos los cambios que ha traído. 

Los actuales sistemas de captación se han convertido en sofisticadas herramientas digitales, con una tendencia clara a la disminución de peso, precio y complejidad, mientras que aumentan sus posibilidades y funciones. Sobre todo en el campo de las cámaras autónomas, la aparición de camcorders compactos digitales se está abriendo una brecha entre el uso estrictamente profesional de la cámara (programas no informativos de televisión o cine digital) y el que ya está siendo desempeñado en el terreno de los informativos diarios por periodistas que no sólo escriben sino que graban las imágenes y las montan, dejando la pieza informativa lista para su emisión. Ello obligaría a estos profesionales a poseer una buena preparación en el campo de la imagen, además del periodístico, pero aparecieron los Smartphone y el panorama volvió a cambiar, ensanchando aun más el foso que separa la imagen de calidad de la que ofrecen los informativos de televisión.

Ventajas de la Televisión Digital

ventajas de las camaras digitales en television

En el campo de la alta calidad, como ya hemos visto, la introducción de la HDTV (televisión de alta definición) o la implantación de la  cinematografía digital ha dado lugar a la aparición de cámaras revolucionarias, tanto en su ergonomía y manejabilidad como en la calidad de las imágenes que obtienen. Se pueden citar una serie de características que están cambiando la forma clásica de trabajar:

  • Disponibilidad de sistemas de control de imagen en rodajes en exteriores, del mismo tipo de los que tradicionalmente se utilizan en los controles de los estudios.
  • Sistemas de zoom y enfoque con capacidad de memorizar parámetros para una acción planificada.
  • Estabilizadores digitales de imagen, procesadores de corrección de color y otras tecnologías de posproducción, que permiten la incorporación de efectos digitales con precisión absoluta (cada vez se va a rodar más ante la pantalla del “chroma” y no sólo en el ámbito del cine).
  • Sistemas de robotización que permiten el uso de cámaras móviles en escenarios virtuales, con generación de fondos y 3D en tiempo real.
  • Incorporación de CCD de altísima resolución, que graban en modo progresivo.
  • Grabación directa sobre disco duro extraíble o sobre disco óptico, lo que permite montar directamente en un sistema de edición no lineal.
  • Función “retro-loop” que permite al operador establecer un tiempo de loop de grabación de forma que si, por ejemplo, el loop (bucle) es de ocho segundos, la cámara puede estar grabando lapsos de ocho segundos que se van borrando ala espera de que “pase algo”. Cuando sucede lo que estamos esperan do (por ejemplo, que un  personaje baje del avión), el operador pulsa el record y la grabación es efectiva desde esos 8 segundos anteriores. Esta función evita la situación, tan frecuente en informativos, de que se escape el comienzo de una situación repentina que nos sorprende.
  • Función timelapse, que nos permite programar la grabación de imágenes frame aframezada cierto tiempo, para emular efectos de cámara rápida, como la apertura de una flor o la construcción de un edificio.

Para terminar, resaltar la importancia de la integración de la cámara en los sistemas de producción basados en el montaje no lineal y la posproducción digital, tanto en el campo de la televisión como en la cinematografía digital.

Si te ha gustado, ¡Comparte! Gracias 🙂Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *