Conceptos básicos antes de empezar a editar

Seguimos con nuestro manual sobre la edición de vídeos repasando algunos de los puntos más importantes que debemos tener en cuenta antes del montaje.

Los elementos de puntuación

Llamamos así a la forma visual de pasar de un plano al siguiente. Podemos hacerlo de estas formas, cada una adecuada a lo que se cuenta:

Cambio de plano por corte

Sustitución brusca de una imagen por otra. Es la forma de paso más elemental y, a la vez, más esencial. El corte seco se emplea cuando la transición no tiene de por si valor expresivo, es decir, cuando corresponde a un simple cambio de punto de vista en tiempo real sin interrupción, por lo general, de la banda sonora.

Fundido

Se entiende como fundido el desvanecimiento de la imagen hasta dejar la pantalla en un solo color, generalmente en negro, o el proceso contrario (“cerrar a” o “abrir de”). Separa secuencias entre sí y sirve para indicar un cambio importante en la acción, el transcurso del tiempo o un cambio de lugar. El fundido a negro señala un alto importante en la narración.

Encadenado

Consiste en la sustitución de un plano por otro, mediante la sobreimpresión momentánea de una imagen sobre otra precedente, que desaparece. Tiene, generalmente, el objeto de señalar un paso de tiempo o elipsis.

Cortinillas y efectos digitales

Son sustituciones de una imagen por otra mediante deslizamientos progresivos de formas diversas u otro efecto visual. Tuvieron su origen en un intento por parte de los primeros cineastas de centrar la atención sobre un personaje o elemento de la acción (de hecho la primera fue el iris, que se cerraba en circulo sobre algo o alguien mientras el resto de pantalla se quedaba en negro).

aprendemos consejos sobre el montaje y el ritmo audiovisual

Técnicas de continuidad

Son una serie de recursos con los que manipulamos la fluidez y el ritmo de la historia y que debemos tener en cuenta al aprender cómo editar vídeos. Tenemos diversas posibilidades para mantener la continuidad de una acción, enriqueciendo el ritmo del montaje.

Insertos

Un inserto es un primer plano de algo que existe en la escena principal tal como ha sido presentada la toma de situación, pero que no entra directamente en la acción. Por ejemplo, un calendario en la pared.

Corte externo

A diferencia del inserto, que nos muestra detalles de la escena principal, los cortes externos nos sacan de ella para agregar información relacionada a la historia pero que no se presenta en ese lugar. Por ejemplo, pasamos de una escena de un hombre bajando por un ascensor a otro que ya está en el nivel inferior.

Vínculos

En una edición vinculante, planos que solos parecen no estar asociados asumen una relación causa-efecto importante al ser editados de manera sucesiva.

Planos de recurso

Es conveniente rodar en cada escena algunos planos de recurso consistentes, por lo general, en planos de escucha de los actores con distintas expresiones, que en el momento de rodarlas no se sabe dónde irán montadas (si es que se montan), pero que al montador le pueden sacar de muchos apuros.

Sincronización de las pistas de vídeo y audio

Los programas de montaje no lineal (todos actualmente) nos permiten trabajar el audio y el video en pistas independientes. Esto, que es una gran ventaja, nos obliga a ser muy cuidadosos con la sincronía entre ambos, pues no es muy difícil que al hacer, por ejemplo, un inserto de vídeo se desincronicen sonido e imagen con las consecuencias desastrosas que se puede imaginar. Esto es igualmente importante aunque estemos editando un video con fotos y música.

De igual forma es importante cuidar que el nivel de las distintas fuentes de audio (diálogos, voz en off, música, efectos, etc.) sea el adecuado en cada momento y su mezcla ajustada en función del interés de la narración.

El tiempo en sus manos

Las variables espacio-temporales son como arcilla. El tiempo puede ser condensado y expandido fácilmente. Desde sus inicios, el cine educó al público para asumir que ciertas cosas no le serían mostradas. Es la elipsis, de la que ya hablaremos en esta web.

Cuando vemos un resumen de tres minutos de un partido de fútbol, estamos viendo lo más importante: los goles. Estaríamos condensando el tiempo. Por el contrario, puede suceder que lo que nos interese sea precisamente prolongar el tiempo fílmico respecto al real: es el suspense, en el que estiramos el tiempo real para hacer que algo que tiene que pasar tarde más de lo normal y el espectador extreme su atención presa de la impaciencia.

Si te ha gustado, ¡Comparte! Gracias 🙂Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *