Los Formatos de los Vídeos: ¿Cómo podemos hacerlos?

Uno de los aspectos más importantes para elaborar el vídeo es definir bien el formato de vídeo más adecuado para transmitir tu mensaje concreto. Por eso, en este artículo queremos repasar los formatos más comunes que le puedes dar.

Para ello, cuentas con diferentes opciones:

diferentes tipos de videos

Corporativos o Institucionales

Me refiero a los típicos vídeos de presentación que han existido siempre para las empresas o entidades. Puedes hacer un vídeo de presentación sobre ti o sobre tu institución, departamento o grupo de investigación, por ejemplo. Esta es la forma más clásica de comunicación empresarial audiovisual, pero no por ello debe ser la más aburrida o tener aires arcaicos, ya que estamos en el siglo XXI y comunicamos a través de las redes sociales. Por eso, el estilo, la duración o el mensaje no serán iguales que los de cualquier otro vídeo institucional típico.

Noticias o Reportajes

Hacer contenidos científicos con un estilo periodístico, un enfoque informativo y un lenguaje más bien neutral puede ser de gran ayuda para difundir tus novedades, especialmente los resultados de tu investigación. También sería buena idea hacer un reportaje de tu grupo de investigación o sobre aquello que hacéis en el laboratorio para que sea comprensible para los usuarios en general.

Entrevistas

Las entrevistas en vídeo son buenas para transmitir mucha información, ya que la gente la asimilará más fácilmente, sobre todo en comparación con un texto largo y espeso. La entrevista en vídeo permite difundir en las redes sociales una versión extendida de tu mensaje. Aun así, piensa en ajustarte a los criterios de los vídeos para las redes sociales: cortos y rápidos de consumir.

Por lo tanto, las entrevistas van genial para explicar muchas cosas o cosas complejas, pero las respuestas del entrevistado tendrán que ser directas y divulgativas. Como ejemplo, podrías entrevistar a otros expertos o investigadores de tu disciplina, a personal de tu institución, compañeros del grupo de investigación, darle protagonismo a doctorandos, etc.

Ten en cuenta que, antes de plantar delante de la cámara a un entrevistado, es recomendable hacer una entrevista previa para conocer mejor a la persona, cómo es, cómo habla, cómo se desenvolvería ante la cámara, etc. Esto te ayudará a prever problemas que te podrías encontrar a la hora de la entrevista (falta de discurso, dificultades en el habla…) y ellos te conocerán a ti y cogerán confianza para sentirse más cómodos y naturales en el momento de la grabación.

Las entrevistas pueden ser de actualidad, de opinión, de semblanza (sobre el entrevistado) o combinada, donde se da a conocer mejor a una persona que cuenta novedades y ofrece su opinión.

Musicales

Son vídeos que muestran imágenes relacionadas con el tema que se quiere exponer, acompañadas de una base musical de fondo. La información se irá mostrando a través de los grafismos, rótulos (chyrons) e infografías. Estos son los vídeos más fáciles de hacer, ya que sólo tienen tres elementos: imágenes, música y grafismo.

Si no sabes cómo hacer y editar este tipo de vídeos, puedes empezar por nuestro artículo sobre cómo editar videos con música y fotos.

Testimoniales

Las declaraciones directas a cámara por parte de personas que han tenido alguna relación contigo, con tu institución o con tu grupo de investigación, son muy llamativas e incrementan la credibilidad. Las personas de a pie tienen mucho poder de persuasión cuando explican su experiencia al resto, ya que consiguen que el usuario se pueda sentir reflejado, pueda verse en la piel del testimonio e incluso pueda compartir sus opiniones.

¿Cómo puedes utilizar estos testimoniales?

Tanto si tienes una marca personal como un grupo de investigación o una institución grande, puedes contar con este tipo de participantes en tus vídeos para darle credibilidad a tu mensaje o para explicar el proyecto desde otro punto de vista. Por ejemplo, investigadores extranjeros que hayan colaborado pueden explicar el proyecto y la experiencia de trabajar contigo, alumnos a los que hayas formado o inspirado pueden opinar sobre ti, personas beneficiadas de los resultados de tu investigación pueden comentar la fase de testeo del proyecto o miembros de un grupo focal que quieran compartir la aventura de colaborar con la ciencia, etc.

Eventos

Puedes aprovechar el poder del vídeo para darle mayor relevancia a un evento que estés organizando. Si el evento es presencial, puedes prepararte técnicamente para retransmitirlo en directo, por streaming, para que lo puedan seguir desde cualquier parte del mundo. También puedes ofrecer el vídeo con la grabación íntegra del evento como un contenido audiovisual más de tus redes sociales. Sin embargo, será poco efectivo para captar la atención de las personas que no estén interesadas en él, ya que el evento íntegro puede resultar demasiado largo y tedioso, y probablemente lo visualizarán muy pocas personas. Lo mejor para las redes sociales es hacer un vídeo resumen o vídeo reportaje de lo más relevante de todo el evento para que sea más corto y directo y tenga más repercusión.

Pero, además, puedes usar el vídeo y las redes sociales para hacer eventos únicamente virtuales. Puedes organizar conferencias, clases magistrales, encuentros digitales, webinars (seminarios a través de la web), debates, etc.

Animación

A través de la ilustración en movimiento o de los gráficos animados puedes elaborar contenidos audiovisuales que ayuden a hacer mucho más comprensibles los resultados de tu investigación. Existen muchas posibilidades: desde la mínima expresión —que sería una especie de PowerPoint en el que vayan entrando, saliendo y moviéndose elementos explicativos, por ejemplo—, hasta algo más complejo, elaborado y sofisticado, como podría ser un corto de dibujos animados con un personaje protagonista para convertir tu investigación en una historia, un relato.

Tutoriales

Eres experto en una materia y tienes mucho conocimiento que transmitir, ¿por qué no aprovecharlo? De hecho, la mayoría de marcas personales se consolidan gracias a la demostración de sabiduría que hacen difundiendo contenidos, audiovisuales o no, en forma de tutorial o similar.

Existen muchas formas de ofrecer lo que sabes. Por ejemplo, puedes hacer una guía explicando cómo se hace algo (los contenidos “How to” triunfan en internet) o resolviendo las dudas más habituales de la gente. También es un buen recurso mostrar tus experimentos, sus procesos, demostraciones, etc.

Videoblog

Una de las formas más personalistas o cercanas para darte a conocer es comunicándote con tu comunidad abiertamente, dirigiéndote a ellos en vídeo, expresando tus opiniones, inquietudes, comentarios de la actualidad, sensaciones personales, explicando en qué momento de tu investigación estás, etc.

Grabar un vídeo selfie en el que te expreses de forma natural y des la cara es una manera muy efectiva y económica de tener contenidos audiovisuales frecuentes (porque son fáciles de realizar) que consigan buenos resultados. Eso sí, hacer un videoblog o vlog supone mantenerlo activo.

Abstracts

Una tendencia que está creciendo es la de hacer un pequeño vídeo como abstracts de los artículos científicos. Cada vez más, las editoriales animan a los autores a grabar y publicar un vídeo para explicar los métodos, resultados e implicaciones principales de su investigación.

Si te ha gustado, ¡Comparte! Gracias 🙂Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *