Cómo funciona la cámara de televisión

Si bien una cámara de televisión está desarrollada para realizar la misma función que cualquiera otra cámara, tiene unas especificidades técnicas diseñadas especialmente para adaptarse a este medio. Veamos cuál es su composición, tu funcionamiento y las principales diferencias con el resto de cámaras.

La cámara de televisión cumple la misma función que cualquier otra cámara: captar y almacenar imágenes. Pero a diferencia de la cámara fotográfica analógica o la de cine, no sólo las almacena sino que puede procesarlas y transmitirlas en tiempo real a otros dispositivos.

La imagen captada por el sistema óptico es transformada en una señal eléctrica y después enviada a los sistemas que la convertirán en señal digital. De esta forma es transportada hasta un aparato receptor de televisión, el cual la transformara en luz, es decir, en imágenes.

El sistema óptico de la cámara de TV

La cámara descompone el haz de luz mediante un prisma que separa la luz blanca en sus tres colores básicos: rojo, verde y azul. Antes de continuar su camino hacia el interior, la luz pasa por una serie de filtros cuya función es la de no permitir el paso de ciertas longitudes de onda.

controles en una cam de tv

Existen tres filtros: el filtro de conversión de la temperatura de color (que adapta la temperatura de color a la existente en la escena), el filtro de infrarrojos (que recorta las frecuencias que están por debajo del espectro visible, limitando la respuesta de la cámara a aquello que el ojo humano es capaz de ver) y el filtro pasa-bajos (que recorta las frecuencias que están por encima del espectro visible, para evitar el fenómeno de batido de la imagen o aliasing).

Podemos aquí recordar los conceptos que caracterizan al sistema óptico de la cámara de televisión (igual que el de cualquier otra cámara):

  • La distancia focal, que nos define el tamaño de la imagen que se va a obtener en el plano focal, íntimamente ligada con el ángulo visual que cubre el objetivo, o sea, el campo visual que abarca.
  • El enfoque del sujeto, es decir, el desplazamiento de las lentes necesario para que en el plano focal se forme nítidamente la imagen del sujeto principal.
  • El control de diafragma, con el que regulamos la admisión de mayor o menor cantidad de luz y que, junto al obturador, es el responsable de la exposición.

Controles Específicos de una cámara de televisión

Veamos ahora cuáles son los controles que podemos encontrar normalmente en una cámara para televisión:

Ajustes de Color

La correcta reproducción de los colores es una meta que todos los que nos movemos en el mundo de la imagen luchamos por alcanzar (aunque algunos, después de conseguirla, se dedican a estropearla ‘‘creativamente’’). En la cámara de televisión, la medida de la temperatura de color y su ajuste se realizan electrónicamente por comparación con una superficie blanca (un folio, una camisa o una pared) iluminada por la luz que queramos medir. A esta operación se le denomina balance de blancos.

Cuando el operador pulsa el botón white balance mientras enfoca el folio blanco, en realidad lo único que hace la cámara es ‘‘creerse’’ que ese blanco que le mostramos es el correcto y ajustar sus circuitos a esa composición espectral. Se procede de la siguiente manera: primero se debe poner el diafragma en modo automático y luego se encuadra el blanco que hayamos tomado como referencia (la pared, un folio o cualquier blanco que haya a mano) y se presiona el botón en dirección White hasta que en el visor aparezca la señal “Auto white ok’’. Esto quiere decir que el ajuste de blanco es correcto y se puede guardar en la memoria de la cámara.

La cámara cuenta también con filtros de conversión para temperatura de color prefijadas o más frecuentes. La mayoría de las cámaras cuentan con tres filtros:

  • Con temperatura de color de 3.200° K. (lámparas de luz tungsteno)
  • Con temperatura de color de 5.600° K. + ND (filtro de densidad neutra) para condiciones de luz día brillante como la nieve o playa.
  • Con temperatura de color de 5.600° K. (luz día normal).

En condiciones de trabajo profesionales, cuando la temperatura de color dominante de la escena cambia, pasamos de luz a sombra, de exterior a interior, etcétera, debemos volver a realizar el balance. Otra posibilidad es que la cámara permite memorizar varios balances y en una situación de urgencia podemos haber hecho y memorizado previamente otro balance de una escena que preveamos vamos a necesitar.

Para crear ciertos efectos de luz, el balance de blancos puede ser utilizado de forma creativa “engañando” a la cámara, haciéndolo sobre una tarjeta azul para crear un ambiente cálido, o tiñendo la imagen con un velo azulado si hacemos el balance contra un cartón amarillo, por ejemplo.

Algunas cámaras no profesionales realizan un balance de blancos automático, pero esto no es de fiar en un entorno profesional, pues la medición que realice la electrónica de la cámara siempre será un promedio y, con demasiada frecuencia, no proporcionará unos colores reales o a nuestro gusto.

Las cámaras profesionales tienen también ajustes para el balance de negro y el nivel de negro. Éstos son configurados tapando el objetivo para que no entre luz y permitiendo a los circuitos electrónicos balancear adecuadamente los tres colores para lograr el negro óptimo, a la vez que se establece el nivel de negro para el vídeo, cosa que desde el punto de vista de la calidad de la imagen, es mucho más importante de lo que a veces se cree.

caracteristicas basicas de las camaras de television

El Audio

Las cámaras autónomas van dotadas de un micrófono que, por lo general, no permite más que tomas de ambiente o de referencia ya que su ubicación fija sobre la cámara (lejos de la fuente y cerca del magnetoscopio) no es la más conveniente para registrar una buena toma de sonido. Lo mejor es conectar un micrófono adecuado a la toma (dos por lo general) que la cámara tiene al efecto y monitorar calidad y niveles mediante cascos.

Control de Ganancia

Control deganancia (gain). Nos permite ajustar el nivel de salida de vídeo a 0 dB, 6dB, 9 dB, 18 dB, pudiendo amplificar la señal (“forzar la sensibilidad”) al doble (6 dBb) xl,5 (9dB) o al triple (18 dB) cuando la iluminación de la escena es escasa Esto tiene como contrapartida la introducción de ruido (pérdida de calidad similar al grano fotográfico) en la imagen.

Selector de cámaras y barras

La cámara tiene un generador de barras de color de referencia (primarios, complementarios, blanco y negro) que se graban en cada cinta antes de la imagen para servir como test patrón en la sala de montaje y en el ajuste de los monitores en la propia grabación.

Control de la imagen

En el caso de las cámaras de estudio, la cabeza de cámara y el control de imagen se encuentran separados. En la cámara propiamente dicha encontramos el sistema óptico y de captación, junto con los mandos de enfoque y zoom, mientras que el control de imagen, que se sitúa comúnmente en las dependencias del control de iluminación, alberga los controles referentes a la exposición y a la colorimetría de la imagen, de forma que se puede unificar la calidad de todas las cámaras que componen el sistema. El equipo humano también se desdobla, quedando compuesto por el operador, que trabaja con la cámara a pie de plato, encuadrando y enfocando el plano, y el “control de imagen”,  que se responsabiliza de la exposición, contraste, balance de color y todo lo referente a la calidad de la imagen.

Si te ha gustado, ¡Comparte! Gracias 🙂Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *