Breve Historia de la cámara de video

¿Cómo se creó la cámara de vídeo? ¿Cuáles son sus orígenes? ¿Qué fue antes: la cámara de fotos o de video? Intentemos resolver estas dudas y algunas más con una breve introducción a la historia de las cámaras cinematográficas y cómo han llegado a la tecnología de nuestros días.

Cómo se inventó la cámara de vídeo

En realidad, la de cine no es más que una cámara fotográfica que realiza un gran número de tomas sucesivas, con la finalidad de producir la descomposición del movimiento. En efecto, gracias a la persistencia retiniana, la proyección de una serie de imágenes fijas (tomadas sucesivamente) de un objeto, a una velocidad no inferior a 18 por segundo, nos produce la ilusión de estar contemplando ese objeto en movimiento. Esto obliga a la realización de múltiples y sucesivas exposiciones a una velocidad no inferior a esas 18 por segundo.

la invencion de la camara de cine

La invención del cine: Edison y los hermanos Lumière

A finales del siglo XIX, cuando Edison consigue la reproducción del movimiento en 1894 con su Kinetoscopio y los hermanos Lumière realizan por primera vez una exhibición pública (el 28 de diciembre de 1895) de eso que hoy llamamos “cine”: fabricar una cámara que permitiera realizar las 18 exposiciones por segundo del cine mudo era un enorme reto técnico. Había que introducir en la cámara oscura un mecanismo de alta precisión y gran complejidad, dentro de un cuerpo de gran robustez y completamente hermético, pero que al mismo tiempo permitiera un acceso rápido y sencillo a su interior.

La evolución de las cámaras cinematográficas

Hasta 1920, las cámaras cinematográficas estaban construidas en madera y su mecanismo interno era de bronce, con las piezas clave en acero. Esto hacía que se deterioraran mucho, tanto el cuerpo de madera, que era muy sensible a los agentes atmosféricos, como la parte mecánica, que sufría desgastes y holguras. Y todo ello tenía como consecuencia que las imágenes que se obtenían pecaban, muchas veces, de inestabilidad y falta de calidad. En 1920 la firma norteamericana Bell & Howell crea un nuevo concepto de cámara totalmente metálica, con mecanismos de precisión fabricados con materiales resistentes al desgaste por fricción.

las primeras camaras de cine de metal

A partir de aquí el desarrollo tecnológico ha sido constante, primero encaminado a la consecución de mecanismos fiables, después a la búsqueda de accesorios y refinamientos que consiguieran que el creador se despreocupase de la técnica, al confiar plenamente en ella (a pesar de problemas como el excesivo tamaño y peso de las cámaras) y, por último, a la consecución de una tecnología rápida y versátil, que permite a la cámara moverse con una agilidad que no es óbice para la perfección técnica. En un principio los componentes básicos eran comunes a la cámara y al proyector, pues ambos eran un mismo instrumento. La separación de ambos y su perfeccionamiento tiene lugar cuando la cinematografía se revela como algo más que un divertimiento de feria, dando lugar al establecimiento de normas y controles en busca de la más alta calidad de registro posible.

Si te ha gustado, ¡Comparte! Gracias 🙂Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *